CREAN ROBOT DIGESTIBLE PARA CURAR PROBLEMAS DIGESTIVOS

Daniela Rus

Investigadores del MIT diseñaron un nuevo robot digestible que puede ser usado algún día para curar heridas, entregar medicina, o remover objetos tragados por accidente del estómago. El diseño consiste en una laminada plegada especialmente de intestino de cerdo seca (usualmente usada en envolturas de salchichas) y un pequeño imán. Doblado, esta capsula puede ser tragada por un paciente. Cuando llega al estómago se abre con ayuda de los ácidos gástricos, desde donde puede ser guiado para completar algunas tareas usando imanes externos.

El diseño está en proceso, pero sus creadores piensan que ofrece un modelo prometedor para el futuro. Daniela Rus, directora del Laboratorio de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT, dijo que esto puede ser un gran avance para el cuidado de la salud algún día. “Para aplicaciones dentro del cuerpo, necesitamos un sistema robótico pequeño y controlable sin ningún tipo de atadura. Es muy difícil controlar y poner un robot dentro del cuerpo si este está atado a una cuerda”.

Tambien es muy difícil manejar algo alrededor del cuerpo usando solo imanes externos, pero Rus tiene una misión inicial relativamente simple para el robot: remover una pila tragada por accidente del estómago. El MIT realizo un estudio que arrojo que solo en Estados Unidos existen más de 3.500 reportes de personas que se tragan algún tipo de batería al año. SI se dejan en el estómago o en el esófago estas pueden quemar el tejido. Los investigadores sugieren que el robot puede ser desplegado en estos escenarios para encontrar el iman, y guiarlo hasta el colon para hacer la debida evacuación.

Para evaluar la idoneidad del robot para esta tarea, los científicos compraron un estomago de cerdo y modelaron una sección transversal de la misma usando silicona. Llenaron el modelo con agua y zumo de limón para imitar los ácidos estomacales, y empezaron a hacer pruebas de encontrar la batería y removerla usando el robot. El próximo paso, dijo Rus, es “añadir sensores al robot y rediseñarlo para que sea capaz de controlarse por si solo sin necesidad de un campo magnético externo”.

Via. The Verge

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

SIGUENOS EN FACEBOOK