HACIENDO “USABLES” MAS ÚTILES Y HOGARES INTELIGENTES UNA TAREA DE MENOS PARTE 1

smartwatches

La tecnología “Usable” podría ser mucho más útil en el futuro si la investigación conducida por el grupo de Interfaces del Futuro de la universidad de Carnegie Mellon se toma como indicativo para la dirección del viaje.

Mientras muchas compañías, grandes y pequeñas, han estado saltando en el espacio de los “usables” en años recientes, los protectores para estos equipos algunas veces se sienten  “superficiales”, con la tendencia hacia la vida saludable tal vez  sea el escenario más convincente en esta etapa naciente.  Sin embargo los relojes inteligentes tienen un potencial más rico que meramente actuar en un campo del seguimiento del sudor.

El otro problema que se tiene con la actual gama de relojes inteligentes es que la experiencia de utilizar aplicaciones en dispositivos montados sobre la muñeca, es que no siempre se cumple la promesa de hacer las cosas más rápido o más eficientemente. Solamente el tener que cargar un aplicación en este tipo de dispositivo suplementario se siente un poco como una imposición.

 Si el punto primordial de venta de un reloj inteligente es la conveniencia/entendimiento de quien lo utilice, el cual no querra estar mirando un montón de pequeños iconos y cargar manualmente datos para obtener la funcionalidad que requieren.  Un “usable” necesita ser mucho más inteligente para que sea digno de usarlo en vez de un smartphone.

Al mismo tiempo, otros dispositivos conectados están poblando nuestra vida cotidiana con el crecimiento del Internet de las Cosas algunos parecen realmente tontos en este momento. Tales como, por ejemplo, Las Bombillas Philips Hue que requieren que el usuario abra una aplicación en su teléfono tan solo para encenderlas o apagarlas, o a su vez cambiar el color de la luz.

Lo cual es muy opuesto a la conveniente, y ya hemos visto iniciativas que tratan de corregir los problemas que los dispositivos usados en el Internet de las Cosas están creando.

bombillas philips hue

“El hecho de que este sentado en mi sala y tenga que utilizar mi smartphone y encontrar la aplicación correcta para después abrirla solo para poner la bombilla de color azul. Si este es el futuro de los hogares inteligentes, es verdaderamente distopico”, Comenta Chris  Harrison, un profesor de HCI (Interacción Humano Computador) de la escuela de ciencias de la computación de la Universidad de Carnegie Mellon.

Pero tampoco podría ser un buen diseño poner una pantalla en cada objeto conectado en tu hogar. Eso se vería feo y sería muy irritable. Es necesario encontrar maneras más inteligentes de conectar los dispositivos y hacerlos útiles. Y los relojes inteligentes pueden ser la clave para esto, reconoce Harrison.

Un sensor portátil

Harrison describe las investigaciones de un proyecto en el que están trabajando dentro del laboratorio, llamado EM-Sense, el cual podría matar dos pájaros de un solo tiro: proveer a los relojes inteligentes con una gran aplicación que los habilite para actuar como un atajo de aplicación/control en la interface de otros dispositivos conectados. Y de ese modo también hacer que los dispositivos IoT (abreviación del Internet de las Cosas por sus siglas en inglés) sean más útiles, dada que su funcionalidad podrá ser guiada a través del reloj.

El prototipo SmartWatch EM-Sense es capaz de identificar otros objetos electrónicos a través de sus señales electromagnéticas cuando se combinan con un toque humano. Un usuario sólo tiene que tocar o cambiar a otro dispositivo electrónico para que el reloj identifique lo que es y de esta manera permitir que una aplicación relacionada se cargue automáticamente en su muñeca. Así que la idea central aquí es hacer de los relojes inteligentes que sean más sensibles al contexto.

Harrison dice que un ejemplo de aplicación para el EM-Sense, es un contador de tiempo para cepillarse los dientes por lo que cuando un cepillo de dientes eléctrico se conecta con el reloj del usuario se inicia automáticamente una aplicación de temporizador para que puedan saber cuánto tiempo necesitan seguir cepillandose.

EM-Sense

“Es importante destacar que no requiere modificar nada sobre el objeto”, señala sobre la tecnología. “Esto es lo realmente clave. Ya funciona con su refrigerador. Y la forma en que lo hace es que se aprovecha de un pequeño hackeo físico debido a que todos estos dispositivos emiten una pequeña cantidad de ruido electromagnético. Cualquier cosa que utiliza electricidad es como una pequeña estación de radio en miniatura.

“Y cuando se toca resulta que uno se convierte en una extensión del mismo como una antena. Así que su refrigerador es básicamente una antena gigante. Cuando uno lo toca nuestro cuerpo se convierte en una pequeña antena también. Y un reloj tocando la piel puede detectar estas emisiones y como son bastante únicas entre los objetos se puede clasificar el objeto en el instante en que lo toca. Y toda la elegancia está en el reloj; no hay nada en el objeto en sí mismo”.

Mientras que por un lado puede parecer que el proyecto EM-Sense está reduciendo la utilidad de los relojes inteligentes, desplazando el foco de ellos como ordenadores móviles montados en la muñeca con aplicaciones para concentrarse en funcionalidades más parecidas a las de un dial digital/interruptor. Se podría decir que los relojes inteligentes necesitan urgentemente este tipo de enfoque, debido a que la utilidad es lo que falta hasta el momento.

Y cuando se vincula la capacidad para controlar inteligentemente dispositivos eléctricos con otras capacidades existentes de los relojes Inteligentes, tales como el seguimiento de la salud y bienestar, la proposición entera de portátil empieza a sentirse más sustancial.

Y si los “usables” pueden volverse un control remoto menos pesado y más responsivo para los futuros hogares inteligentes, seguramente habrá más razones para ponerse uno diariamente.

El grupo de investigación de Harrison recientemente detallo otro proyecto dirigido a expandir la utilidad de los relojes inteligentes de una manera diferente: incrementando la superficie de interacción por medio de un segundo usable (un anillo por ejemplo), permitiendo al reloj rastrear los movimientos de los dedos, para calcular los gestos de las manos, brazos e incluso el aire. A pesar de que convencer a la gente de que necesitan dos “usables” me parece un poco absurdo.

casa-inteligente

“La noción de hogar inteligente en este momento es la de ponerle un sensor a todos los objetos. Así que si quieres tener una puerta inteligente le pegas un sensor, si quieres tener una ventana inteligente le pegas un sensor, si tienes una máquina de café antigua y la quieres volver inteligente le metes un sensor”, dijo Harrison. “Ese mundo así propuesto tendrá un trabajo muy intenso para la sustitución de baterías, y además será muy caro”.

“Porque incluso si estos sensores cuestan alrededor de 10 o 20 dólares, tendrás que tener docenas de estos en tu casa para que sea inteligente, sólo que no creo que eso vaya a suceder por bastante tiempo, porque simplemente las economías no van a trabajar a su favor”.

Una posible solución que los investigadores han estado investigando es reducir el número de sensores distribuidos en torno a una casa con el fin de llevar sus diversos componentes a internet, y en lugar de concentrarse en múltiples, la combinación de aquellos con algoritmos de aprendizaje automático que estén entrenados para reconocer las diversas rutinas domésticas, ya sea para verificar si el refrigerador está funcionando normalmente o las puertas del garaje están cerradas o abiertas.

“Estamos pensando que sólo vamos a necesitar tres o cuatro sensores en la casa típica, y estos no necesitan estar en algún objeto sólo deben estar conectados a una toma de corriente en alguna parte. Y se pueden hacer de inmediato cientos de preguntas y tratar de atacar el problema de la casa inteligente, pero hacerlo de una manera menos invasiva”, dice Harrison.

Este enfoque para la difusión de la inteligencia conectada en torno a una casa también no requeriría que la persona tenga que hacer una gran inversión y además actualizar simultáneamente todos sus aparatos electrónicos en el hogar, algo que nunca va a suceder. Esta es una de las razones más obvias del porque los dispositivos inteligentes para el hogar no han generado mucho interés hasta el momento.

Próximamente la segunda parte de este reportaje en donde hablaremos de la importancia de la tecnología multi – táctil, y las proyecciones a futuro del tema.

Vía: Techcrunch

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

SIGUENOS EN FACEBOOK