HACIENDO “USABLES” MÁS ÚTILES Y HOGARES INTELIGENTES UNA TAREA DE MENOS PARTE 2

Más que multi – táctil

3D Touch iPhone

Otro proyecto interesante que los investigadores están trabajando en CMU está buscando la manera de extender el poder de la computación móvil al permitir que los paneles de pantalla táctil permitan la detección de interacciones mucho más matizadas que sólo un toque de dedo y presiones.

Harrison llama a este proyecto “rich touch”, y mientras que tecnologías como Touch 3D de Apple podría decirse que ya se están moviendo en esta dirección mediante la incorporación de sensores de presión en las pantallas para distinguir entre un toque ligero y un impulso sostenido, los investigadores están intentando ir más allá; por ejemplo, ser capaces de recuperar una posición de toda la mano basado sólo en una interacción táctil con la yema del dedo. Harrison le dice a esto “era post-multi – táctil”.

“Tenemos una serie de proyectos que exploran lo que serían esas otras dimensiones del táctil. Por lo tanto, no sólo dos dedos hacen esto y tres dedos aquello. Lo más reciente es una pantalla táctil que puede deducir el ángulo en el que el dedo se aproxima a la pantalla”, dice.

La pregunta entonces sería ¿que harían los desarrolladores de aplicaciones con la información adicional que podían recoger? La tecnología Touch 3D de Apple no ha ofrecido (al menos por ahora) grandes cambios en el “Design Thinking”. Y algo más rico es necesariamente más complejo y por ende plantea desafíos para la creación de interfaces intuitivas.

Pero, al mismo tiempo, si Snapchat podría crear tanto kilometraje solo por pedir a la gente que mantuviera un dedo en la pantalla para ver una imagen autodestructiva, ¿quién puede decir el potencial que puede estar al acecho al ser capaz de utilizar una mano entera como señal de entrada? Ciertamente habría más espacio para que los desarrolladores creen nuevos estilos de interacción.

Proyecciones del futuro

Harrison también es al mismo tiempo un creyente en la idea de que la computación estará mucho más integrada a los entornos en los que trabajamos, vivimos y jugamos en el futuro, por lo menos centrado en estas pantallas.

Y de nuevo, en lugar de requerir que un “hogar inteligente” este lleno de pantallas táctiles para que las personas puedan interactuar con todos sus dispositivos conectados, la visión es que ciertos dispositivos podrían tener una interfaz más dinámica proyectada directamente sobre una pared u otra superficie cercana.

Aquí Harrison apunta a un proyecto llamado “Info Bulb”, que juega con la idea de la reutilización de un bombillo como un computador basado en Android. Pero en lugar de tener una pantalla táctil para las interacciones, el dispositivo proyecte los datos en sus alrededores, utilizando un proyector incorporado con una cámara con seguimiento de gestos para detectar cuando las personas están tocando los píxeles proyectados.

Él dio una charla sobre este proyecto en el Foro Económico Mundial a principios de este año. En donde dijo lo siguiente: “creo que este será el nuevo reemplazo del computador de escritorio. Así que en lugar de una metáfora del computador de escritorio este será literalmente su computador de escritorio”.

“Imagina que pones un Info Bulb sobre la encimera de la cocina y puedas descargar aplicaciones que se verían en la encimera. ¿Qué tipo de cosas la gente haría para mejorar tu experiencia en la cocina? ¿Podrías ver Youtube? ¿Un calendario familiar? ¿Recetas de comida? Entre otras.”

Por supuesto que hemos visto varios proyectos basados en la proyección e interfaces de gesto a lo largo de los años. La última tecnología también se ha comercializado, por ejemplo, Microsoft con Kinect o Leap Motion con su control de gestos. Pero es justo decir que el consumo de estas interfaces se ha quedado con las opciones más tradicionales, ya sea joysticks  o pantallas táctiles, así que la tecnología gestual pareciera estar más enfocada para nichos especializados como la Realidad Virtual en este momento

Y también queda ver si las interfaces proyectables pueden dar un salto por fuera del laboratorio para agarrar el interés del consumidor en el futuro, como el proyecto Info Bulb contempla.

“Ninguno de estos proyectos es la bala mágica”, reconoce Harrison. “Se está tratando de explorar algunas fronteras de interacción para imaginar lo que sería tener estas tecnologías. Una gran cantidad de cosas que hacemos tienen un nuevo componente tecnológico pero luego usamos eso como un vehículo para explorar lo que estas diferentes interacciones parecen”.

Si te perdiste la primera parte de este interesante tema puedes verla aquí.

Vía: Techcrunch

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

SIGUENOS EN FACEBOOK