LOS ROBOTS NO SOLO NOS QUITARAN NUESTROS TRABAJOS, TAMBIÉN LOS CREARAN

Robots

Los robots y la inteligencia artificial han recorrido un largo camino desde que un Roomba entró en la casa para aspirar el piso y Siri dio consejos sobre los mejores restaurantes italianos de la zona.

Los automóviles se manejan solos. Los robots entregan pizza. Una revolución está en marcha. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Oxford en 2013, la mitad de los empleos en Estados Unidos podría ser automatizado en las próximas dos décadas. El estudio identificó transporte, logística y trabajos administrativos como los más vulnerables a la automatización. Otros afirman que es sólo una cuestión de tiempo que los robots sustituyan a los maestros, agentes de viajes, intérpretes y una serie de otras profesiones.

Con la tendencia de estos puestos de trabajo a desaparecer, muchos futuristas y economistas están considerando la posibilidad de un futuro sin trabajo. Sus predicciones de cómo se vería esto por lo general se centran en torno a dos escenarios: una distopía donde los humanos ya no tienen empleos o ingresos, lo que lleva a un aumento de la desigualdad económica y la agitación social, o una utopía donde los gobiernos dan los ingresos a sus ciudadanos, y entonces estos serán capaces a llevar vidas más productivas, creativas y empresariales.

Creo que es hora de mirar esto de una manera diferente: los robots como fuerza de trabajo presentan una oportunidad para estimular el crecimiento del empleo y crear nuevos tipos de trabajo. Los robots no se limitarán a tomar puestos de trabajo, al contrario también van a crearlos.

Una historia sobre tecnología

luditas

Mientras que la tecnología avanza a un ritmo sin precedentes, nuestra época no es la primera en sufrir un cambio tecnológico importante. Desde la invención de la rueda de prensa de Gutenberg, los seres humanos han innovado y adaptado a las nuevas tecnologías a lo largo de la historia. Y por el mismo tiempo, ha habido preocupaciones acerca de cómo las nuevas tecnologías afectarían a los trabajadores.

En cada caso, estas tecnologías condujeron a nuevas industrias y puestos de trabajo. La invención de la imprenta en 1440 permitió la producción masiva de libros, lo que llevo a la creación de trabajos para la fabricación de libros, transportarlos, comercializarlos y venderlos. Las imprentas surgieron. La caída de los costos de impresión llevó a la creación del periódico. Sí, la imprenta saco a los escribas del negocio, pero nuevos puestos de trabajo se desarrollaron pronto para tomar su lugar.

Para ejemplos más recientes, considere la agricultura y los textiles. En la década de 1800, el 80 por ciento de los empleos en Estados Unidos estaban en las granjas. Hoy en día, solo el 2 por ciento. Sin embargo, como sabemos, la mecanización de la agricultura no arruino la economía. De hecho, continúa hoy en día, y con los robots pueden hacer que la agricultura sea más fácil y más verde.

Casi al mismo tiempo, la industria textil sufrió cambios tecnológicos significativos. Con la revolución industrial llego el telar mecánico y otros equipos que han reducido la necesidad de mano de obra en la producción de textiles.

Temerosos por perder sus puestos de trabajo, los luditas, un grupo de trabajadores del sector textil y tejedores autónomos, protestaron por el uso de este tipo de máquinas en Inglaterra, incluso destruyeron algunos e incitaron a una rebelión que requirió de la fuerza militar para reprimirlos. El hecho de llamar a alguien ludita hoy en día es considerado un insulto porque muestra cómo sus preocupaciones carecen de fundamento.

No es sino mirar a nuestro pasado para encontrar pistas sobre nuestro futuro. Sí, los robots harán la mayor parte del trabajo que hacen los seres humanos hoy, afectando a la fuerza de trabajo humana y el tipo de trabajo que hacen los humanos. Pero como la historia nos muestra, eso no quiere decir que no habrá ningún trabajo disponible para los seres humanos. La fuerza de trabajo estadounidense ha resistido los cambios dramáticos en los últimos doscientos años. Es resistente y adaptable.

Trabajos del futuro

trabajosDelFuturo

Podemos tener una idea de cómo serán los trabajos del futuro examinando las debilidades de los robots y las fortalezas de los humanos.

Los robots no tienen todavía la capacidad de realizar tareas complejas como la negociación o la persuasión, y no son tan eficientes en la generación de nuevas ideas ya que están programados para la solución de problemas. Esto significa que los trabajos que requieren creatividad, inteligencia emocional y habilidades sociales son poco probable que sean remplazados por los robots a corto plazo. Es probable que nuestros administradores, enfermeras, artistas y empresarios seguirán siendo humanos.

Todos sabemos lo bueno que es cuando la tecnología funciona y lo frustrante que es cuando no lo hace. Incluso las empresas de tecnología sofisticada no han eliminado sus equipos de apoyo al cliente humanos, porque cuando algo va mal, a menudo es un ser humano lo que necesita para repararlo.

Siempre habrá una necesidad de tener un trabajador humano en el sitio cuando nos ocupamos de máquinas. Los robots tendrán problemas técnicos, necesitarán actualizaciones y requerirán nuevas piezas. Al confiar cada vez más en sistemas mecanizados y la automatización, se requerirá más personas con habilidades técnicas para mantener, sustituir, actualizar y corregir estos sistemas y su hardware.

Vemos como esto ya empezó. Los departamentos de TI (Tecnología de la Información) han surgido debido a la existencia de las tecnologías digitales. Administrador de red, técnico de servicio de campo y desarrollador web son títulos de trabajo que no existían hace 30 años.

La tecnología no sólo ha creado departamentos y puestos de trabajo dentro de las empresas, sino que creó la necesidad de nuevas empresas y negocios. La demanda de conocimientos técnicos sólo aumentará con un aumento de la automatización: alguien tiene que fijar el robot cuando una pieza esta defectuosa. Los automóviles sin conductor seguirán requiriendo de mecánicos.

Los nuevos empleos serán creados en campos de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (CTIM) como la nanotecnología y la robótica. Un estudio de 2011 encontró que un millón de robots industriales crean directamente cerca de tres millones de puestos de trabajo. De los seis países examinados en el estudio, cinco vieron sus tasas de desempleo disminuidas a medida que el número de robots utilizados subió.

Este estudio mostró que la creación de empleo se extenderá más allá de los campos de CTIM. Los autores identificaron seis sectores en donde es probable que aumenten las vacantes directamente debido a los robots: automotriz, electrónica, energía renovable, sistemas expertos, robótica y alimentos y bebidas. No todo el mundo tendrá que ser un ingeniero para encontrar puestos de trabajo creados por robots.

No necesitamos convertirnos en luditas modernos, por el miedo de perder nuestro trabajo y nuestro lugar en la sociedad por culpa de los robots. Por el contrario, podemos darles la bienvenida, sabiendo que van a hacernos la vida más fácil, como la tecnología hace siempre, y sabiendo que por su propia existencia, crearán nuevos puestos de trabajo.

Vía: Techcrunch

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

SIGUENOS EN FACEBOOK