COMO PUEDEN SER HACKEADOS LOS DRONES

A medida que la popularidad de los drones se ha disparado, los hackers han encontrado maneras de tomar el control de esta nueva tecnología en pleno vuelo.

 

Un equipo de seguridad informática de la Universidad de Johns Hopkins ha encontrado varias maneras de obtener el control de las pequeñas maquinas voladoras. Su investigación ha expresado una gran preocupación sobre la seguridad de los drones, sobre todo porque las ventas han seguido aumentando.

A pesar de su relativamente reciente introducción al público, las ventas de drones se han triplicado en el último año, de acuerdo a la revista Fortune. Desde drones volados por diversión o para hacer fotografía aérea, hasta aviones comerciales utilizados para vigilar cultivos o entregar paquetes, los drones ya se han sabido establecer en el mercado, según los analistas.

La Administración Federal de Aviación proyecta que ha habido $ 2.5 millones de ventas de drones en los Estados Unidos este año, con un incremento a $ 7 millones en el 2020.
Sin embargo, el aumento de la demanda de los consumidores puede haber presionado a los fabricantes de drones muy rápido, dejando agujeros de seguridad en la tecnología, según Lanier Watkins, un científico de investigación en Seguridad Cibernética que superviso el estudio de Johns Hopkins.

“Uno lo ve con una gran cantidad de tecnología. La seguridad es a menudo una idea de último momento. El valor de nuestro trabajo radica en mostrar que la tecnología en estos drones es altamente vulnerable a los hackers,” dijo Watkins en un comunicado.

Watkins trabajo con cinco estudiantes graduados de seguridad informática para encontrar fallos en los controles de uno de los drones más populares, el Parrot Bebop 1. A través de su investigación, los miembros del equipo descubrieron tres formas de interferir de forma remota, el funcionamiento normal del drone estando en el aire. Mediante el envió de comandos maliciosos a través de computador portátil, fueron capaces de hacer aterrizar el drone o tumbarlo al suelo.

Aunque los investigadores enviaron sus conclusiones al fabricante del Parrot Bebop 1, Watkins dijo que la compañía aún no ha respondido.

“Hemos determinado que un atacante puede tomar control total sobre el drone, secuestrarlo y usarlo de cualquier manera”, dijo Michael Hooper, uno de los estudiantes de la investigación.

Otras vulnerabilidades que el equipo encontró, a pesar de no hacer un pirateo exitoso sobre ellas, incluyen: la carga o descarga de archivos mientras el drone vuela, cualquiera se puede conectar con el drone mientras vuela sin utilizar alguna contraseña, entre otras.
Recientemente el equipo ha empezado a probar sus métodos de piratería en modelos de drones de mayor precio.

“Hemos lanzado dos revelaciones a la empresa indicando que hay algunas preocupaciones de seguridad inmediatas”, dijo Watkins.

Vía: Live Science

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

SIGUENOS EN FACEBOOK