UBISOFT ESTÁ DESARROLLANDO SU PRIMER VIDEOJUEGO DE REALIDAD VIRTUAL

La primera apuesta seria y comercial de Ubisoft por el VR la conocimos en el E3 de este año. No se trataba de una propuesta ambiciosa como otras que hemos tenido la oportunidad de probar, más bien de un título sencillo con un buen componente cooperativo y online que apostaba más por la diversión rápida sin complicaciones que por un baluarte técnico sin precedentes.

Sobre el papel, Eagle Flight nos ofrece la oportunidad de competir entre dos grupos de pájaros que luchan por su presa sobre un París recreado con todas las licencias que podamos imaginarnos. El juego nos sitúa 50 años después de que los humanos desaparecieran de la Tierra y en un París donde la naturaleza y los animales se han abierto paso. Nos pone en los ojos de un águila y nos propone sobrevolar por alguno de los lugares más emblemáticos para luchar cara a cara con las aves rivales.

Por sorpresivo que parezca, la mecánica principal del título se basa en el movimiento de la cabeza, y déjenme decirles que, por primera vez en juegos de este tipo, no hay náuseas ni mareos. El control es más que fluido y suave, lo que no quiere decir que el título no sea exigente ni mucho menos. Es una de las propuestas más sólidas de las disponibles para el ecosistema de realidad virtual de Sony.

Podremos coger grandes alturas sin que haya sensación de vértigo. Y cuando digo grandes alturas, creanme que es bastante, pero la sensación de estar en el cuerpo de un pájaro se siente natural, sin concesiones. O al menos tan natural como podemos imaginar que es. El mando nos sirve para acelerar, reducir la velocidad y disparar una clase de arma contra nuestros contrincantes, pero el movimiento se hace totalmente con la cabeza. Un gran acierto.

¿Pero qué nos ofrece? Lo más interesante es desde luego el modo historia. No nos preocupemos, no es excesivamente largo, algo que se agradece en un juego de VR, pero sí que es lo suficientemente desafiante para mantenernos enganchados. Tendremos misiones de recoger plumas, recorrer laberintos subterráneos (lo más complicado) escoltando compañeros pájaros y evitando el ataque de los cuervos. Puede parecer simple, pero en general el control y la suavidad con la que se mueve es lo suficientemente buena para hacerlo muy divertido.

Una propuesta muy sencilla pero increíblemente sólida

Como digo, Eagle Flight es un título de mecánicas muy sencillo, pero se siente muy trabajado: los decorados, los atardeceres, la paleta de colores, los sonidos de las aves, todo está especialmente cuidado, y es una de las propuestas más interesantes de todas las disponibles para la plataforma de Sony, que es en la que la hemos jugado.

Es un juego que ofrece el contenido necesario como para estirarlo bastante dado el precio que tiene, ofrece un componente muy interesante para desafiar a nuestros amigos, incluso de forma offline intercambiando el visor de VR e intentando batir tiempos o desafíos.

El precio puede ser una barrera para muchos en estos primeros meses tras el desembolso de los cascos de realidad virtual, y algunos desafíos, por la reducción del campo de visión y por la exigencia de realizar movimientos rápidos con la cabeza, pueden ser algo comprometidos y exigentes, pero en líneas generales, es uno de los mejores debuts que nos hemos encontrado en la realidad virtual y, sin duda, la base para la llegada de grandes títulos como nos tiene acostumbrados Ubisoft.

Mira el trailer aqui:

 

Vía: Hipertextual

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

SIGUENOS EN FACEBOOK