6 COSAS QUE DEBERÍAS QUITAR DE FACEBOOK DE INMEDIATO

Facebook es el mayor culpable de nuestra adicción a compartir nuestra vida en la red. Mientras que simplemente exageramos con nuestros actos humildes, frases inspiradoras, o fotos de la sesión de entrenamiento del día, esto puede terminar costándote un par de amigos en la red social pero nada más.

El problema es que a veces hay mucha información en tu página de Facebook que está esperando para apuñalarte por la espalda. Esas publicaciones olvidadas que en las manos equivocadas no solamente pueden dañar tu reputación sino costarte algo grande. ¿Preocupado/a? No lo estés, solo asegúrate de borrar lo que te vamos a recomendar antes de relajarte.

  1. Tu número de teléfono

Estos ya no son los días de MSN Messenger cuando esperabas que ese chico/chica que a ti tanto te gustaba viera tu número telefónico y te mandara un mensaje. El mundo de Facebook es un lugar menos inocente. Si, poner tu número de teléfono en tu perfil pudo parecer una muy buena idea hace seis años atrás cuando Facebook te dijo que lo hicieras para mejorar la seguridad, pero en realidad no.

No, Facebook no venderá tus datos, pero eso no significa que sea seguro. La gente puede examinar tu cuenta en busca de detalles personales o simplemente usarlo para hacerle llamadas de broma. Incluso si nada malo pasa, tampoco algo bueno surgirá, así que mejor jugar a lo seguro.

  1. Esas fotos borracho/a

De pronto quieres mostrarle al mundo que la noche anterior fue “#epic”, pero a no ser que tengas tu configuración de privacidad bien establecida, no solo son tus amigos los únicos que pueden verlas. Estas fotografías podrán costarte ese trabajo de ensueño al cual acabas de aplicar.

Verificaciones de redes sociales se están volviendo cada vez más comunes entre los empleadores antes de una entrevista con el candidato. Navegar entre 42 imágenes tuyas a las afueras de un bar o discoteca, con una camisa vomitada, seguramente no los va a impresionar. Bien sea que las elimines de inmediato –tu eres mejor que eso de todas maneras- o incrementes tu configuración de privacidad. Puedes hacerlo haciendo click en Configuración > Privacidad y ahí navegar entre las opciones de “¿Quién puede ver mis cosas? Y ¿Quién puede buscarme?

  1. Tu fecha de Nacimiento

Es agradable cuando personas de las que no sabes hace mucho tiempo te dejan un mensaje de “Feliz Cumpleaños” en tu gran día. Es un pequeño abrazo a tu ego que te hace sentir querido e importante. Tu fecha de nacimiento puede ser usada para otras cosas diferentes a un simple saludo de cumpleaños.

Adicional de tu nombre y dirección, tu fecha de nacimiento es una de las pocas piezas de información que los ladrones necesitan para intimidarte, ¿entonces para que rendirse tan fácilmente? Seguramente no tener tu identidad comprometida es más importante que tus amigos de Facebook sepan tu fecha de cumpleaños. Con tu nombre y fecha de nacimiento publicada, todo lo que falta entre tú y saber tu identidad es…

  1. Tu Ubicación

Etiquetar tu ubicación en Facebook para mostrar lo bien que la pasaste en aquel restaurante, puede mostrar los buenos gustos que tienes, pero etiquetarte en lugares más mundanos como tu casa. Todo lo que estás haciendo es entregar tu dirección y como ya lo vimos anteriormente ese es una forma más de entregar tu identidad.

Hay un montón de otros sitios en donde no deberías etiquetarte tampoco. ¿Dejando a los niños en el colegio? No dejes que el mundo sepa, eso no es inteligente y mucho menos dejar saber al mundo cuando sales del país.

  1. Esas fotos de vacaciones

No tiene nada de malo compartir esas fotos seductoras de vacaciones en un intento para que a tus amigos les de envidia –finalmente para eso es Facebook-  un consejo sus mensajes de viaje pueden esperar a que estés de vuelta en casa.

Al publicar tus fotos en la nueva ubicación le estas transmitiendo al mundo “Hola, mi casa va a estar vacía toda la semana, es toda suya ladrones”. Incluso teniendo los niveles de privacidad al máximo en ¿cuántos de esos 500+ amigos de Facebook todavía confías?

  1. Tu jefe

¿Te las arreglaste para asegurar ese trabajo de ensueño a pesar una presencia social poco brillante? Entonces sea lo que sea que hagas, no agregues a tu jefe a Facebook pensando que ganaras puntos con él/ella. En LinkedIn definitivamente sí, pero no en Facebook. Evitese problemas y no solo por ignorar nuestro consejo de borrar esas fotos de la borrachera del fin de semana que vuelven a aparecer.

Existen múltiples casos de usuarios de Facebook que perdieron sus puestos de trabajo por opiniones expresadas en sus redes sociales. Incluso si usted no está hablando mal de su empleador existen otras trampas en las que puedes caer como cuando tus amigos te etiquetan en esa foto en la playa cuando te hiciste pasar por enfermo en el trabajo.

Funciona en ambos sentidos también. ¿Realmente necesita ver imágenes de tu jefe junto a la piscina ligero/a de ropa y rojo como una langosta en sus vacaciones? Hará la reunión del lunes menos incomoda.

Vía: Techradar

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

SIGUENOS EN FACEBOOK