DJI SPARK A LA CONQUISTA DE AMERICA LATINA

DJI Spark, el drone para las masas, ha llegado a América Latina. El nuevo modelo, más accesible, pequeño e inteligente ha aterrizado en uno de los mercados más prometedores para la compañía asiática, donde ya cuenta con 14.000 suscripciones, la mayoría de ellas provenientes de México.

El Spark ya está disponible en México y posteriormente estará a la venta en otros países latinoamericanos como Brasil o Chile. En la capital mexicana, el drone podrá adquirirse en tiendas departamentales Liverpool y en tiendas autorizadas por DJI en el centro comercial Patio Santa Fe y Avenida Universidad por 499 dólares.

México, con Brasil y Chile, son los tres principales mercados para la empresa en América Latina. El drone “es un producto que se dirige al mercado de consumidores y el más desarrollado es México, será el mercado de punta”, explicó Cinzia Palumbo, Senior Brand Manager de Global Spark en entrevista con Hipertextual.

El interés especial por el mercado de la República se basa, según Palumbo, en una clase media desarrollada y en un interés especial por la tecnología gracias a las numerosas startups y proyectos que se llevan a cabo en México. En lo que se refiere a los drones, el país va teniendo cada vez mas relevancia y supone un 5% de la industria que ha llegado a 127.000 millones de dólares en ingresos, según un informe de PwC de 2016.

En cuanto a la regulación, la normativa para el uso de drones, o Aeronaves Pilotadas a Distancia (RPA, por sus siglas en inglés), está a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien estableció que los usuarios privados sin usos comerciales deberán solicitar un permiso a la secretaría, contar con una matrícula de aeronavegabilidad y una póliza de seguro.

Los drones son utilizados para la agricultura, la seguridad y las inspecciones industriales

Además, los usuarios de los drones serán responsables de los daños a terceros o a los objetos que puedan haber sido dañados por un choque. Las autoridades federales podrán hacerse cargo del drone si supone una alteración del orden público o un peligro inminente. Las reformas fueron aprobadas por la Comisión de Comunicaciones y Transportes de la Cámara de Diputados pero todavía deben ser discutidas por la Cámara.

Hasta la fecha, la única regulación vigente establece que los drones solo pueden utilizarse durante el día y en áreas que no estén prohibidas, restringidas o consideradas peligrosas como las cercanías de un aeropuerto o una base militar.

Al respecto, Cinzia Palumbo afirmó que Spark está a favor de la regulación para consumidores que permita que el mercado se desarrolle, que los pilotos estén informados y que sean responsables. “De momento lo que hacemos como principal empresa de la categoría es asesorar a las instituciones porque tenemos el mayor conocimiento de cómo se utilizan nuestros drones, y recomendar unos parámetros que permitan a la industria desarrollarse y crear puestos de trabajo”.

En América Latina está surgiendo, además del mercado personal, otros tipos de nichos que dan nuevos usos a los drones. En ámbitos como la agricultura, este tipo de tecnología es aprovechada por las empresas para tener información acerca de los cultivos gracias a cámaras térmicas que detectan su temperatura para localizar posibles problemas como plagas y el estado de las plantaciones. Además de la agricultura, los drones son también una herramienta de trabajo en otros ámbitos como la vigilancia y seguridad, inspecciones industriales y las grabaciones de vídeo.

Sin embargo, el objetivo de DJI Spark en México es el mercado del consumidor. En concreto, la compañía busca que las personas incluyan este drone en su vida diaria de la misma manera que adoptaron un teléfono celular. Palumbo, Senior Brand Manager de Global Spark, destacó:

Nos dirigimos a millennials, teenagers, familias e individuos hedonistas que comparten sus momentos y que quieren contar sus historias y lo hacen ahora a través de su teléfono. Pensamos que pueden incorporar un drone en su estilo de vida, llevarlo consigo como un teléfono para documentar sus momentos.

El desarrollo de los drones en América Latina está todavía por ver. Los principales mercados del DJI Spark ya están definidos, aunque el aparato puede tener usos y aplicaciones diferentes. Tal y como subraya Cinza Palombo, puede pasar como con los smartphones: “empezó como una categoría personal y ahora también se está utilizando para fines profesionales”.

Vía: Hipertextual

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

 

SIGUENOS EN FACEBOOK